Balón de oro

Por: Julio Mejía

Los dos poemas presentados a continuación son fragmentos del libro titulado Balón de oro, escrito por Julio Mejía III y publicado por la editorial Atrasalante en febrero del año en curso.

Julio Mejía III (1990) es docente en la Universidad de Monterrey (UDEM), en donde ha dado, entre otros, el curso de Taller de Creación Literaria: Poesía. Coordina también el Taller de Creación Literaria de Difusión Cultural UDEM y fue becario del Centro de Escritores de Nuevo León en 2016, donde comenzó con la escritura de Balón de Oro.

Pelé narra comerciales para Pfizer

mi báculo, más corvo y menos fuerte

Francisco Quevedo

El estadio vacío.

Un hombre abandonado en la cancha.

Los reflectores apagados.

El eco silencioso de los hinchas ausentes.

La línea de banda desdibujada.

El banderín de córner removido.

La portería lejana e imposible.

Cuando no pueda meter

ni un penal

ni un autogol,

consulte a su médico:

yo lo haría.


El juego del hombre

Veintidós hombres en pantalones cortos

corren tras una pelota

con un objetivo en mente:

ese momento de emoción intensa

en el que todo puede suceder:

el abrazo grupal

el pellizcón de nalga

el beso fortuito.

Para no ser un deporte de contacto,

los jugadores parecen demasiado ansiosos

de cometer faltas.

Del otro lado de la cancha

o del radio

o de la pantalla chica,

millones de hombres les prestan más atención

que a sus esposas:

un gol se traduce en más satisfacciones

o reclamos

sólo en la derrota de su equipo

puede el hombre llorar

sin menoscabo de su honra.

A veces tengo la ligera sospecha

que más que un juego

el futbol tan sólo es una viril excusa.