tp2-menu-banner.png
  • Facebook
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Spotify

Editorial

Existen formas de concebir o interpretar los fenómenos sociales que son aceptadas, ya sea por un grupo o por una amplia mayoría. Tan pronto se arraiga una idea en las consciencias de la población, se vuelve difícil de cuestionar. En ocasiones porque esta idea es atribuida a una falsa naturaleza y, en otras, porque no se considera la posibilidad de realizar proyectos sociales de una manera distinta.

Cuestionar, asimismo, implica muchas veces cambiar el significado de los conceptos conocidos y, por ende, dotar de un sentido distinto a nuestros pensamientos. A veces esto puede resultar, incluso, en una reconfiguración del propósito de nuestras vidas. Por esa razón identificar los imaginarios sociales como tales puede causar un temor en primera instancia, si no es que permanente.

Sin embargo, la perennidad de conceptos establecidos y legitimados por la simple aceptación de una comunidad, no quiere decir que sean pilares sociales, ni mucho menos que no conlleven al sacrificio de individuos o colectivos. El cuestionamiento, más allá de las protestas, posee la facultad de hacer que la sociedad regrese al rumbo que perdió y le funcionaba, que tome un nuevo, o que evite aquel que podría causarle daños. De no hacerlo, cuando menos consiguen desmontarse las narrativas que no permiten el flujo del pensamiento crítico y las distintas perspectivas que conforman una pluralidad.

Por eso, Tres Puntos, en su segundo número, dedica el contenido al análisis y evaluación de imaginarios sociales: ¿Cómo conciben los niños de Monterrey la violencia? ¿Cómo lidian los familiares de desaparecidos en México con la ausencia? ¿Existe una polarización social entre ‘chairos’ y ‘fifís’ perpetuada por el Presidente? ¿Podemos hablar de familias ‘convencionales’? ¿Cómo percibían los fundadores de la Universidad de Monterrey (UDEM) el futuro de la institución? ¿De qué forma influye el cine contemporáneo mexicano en el imaginario de la migración?

De igual forma, en las páginas de esta edición, el lector podrá encontrar un análisis de megadatos sobre el uso que el senador Samuel García Sepúlveda hace de la plataforma de Instagram como herramienta política, una investigación sobre el aumento del padrón vehicular en Nuevo León, una síntesis de estadísticas de las Naciones Unidas acerca del acoso en el transporte público en el Estado, un reportaje sobre el aumento en la verticalidad de los edificios del área metropolitana y sus consecuencias, un repaso desde el origen del Voguing hasta su empleo como protesta contra el acoso...

Una vez más, la Agencia Informativa UDEM da pie a este proyecto con la intención de presentar trabajos periodísticos, académicos y artísticos que permitan observar los fenómenos sociales y la vida pública desde una perspectiva mejor informada.

Bienvenidos a esta segunda edición. 

La Agencia Informativa UDEM es el laboratorio de las clases de Periodismo Mundial, Informativo y Multimedia del Departamento de Ciencias de la Información de la Escuela de Educación y Humanidades EDHU de la Universidad de Monterrey, integrada por un equipo de 70 periodistas en formación, becarios y colaboradores de diferentes disciplinas, quienes se desempeñan como reporteros, fotógrafos, editores y diseñadores para la cobertura informativa de los acontecimientos noticiosos de la Institución y sus alrededores.

CONTACTO

T. 8182151218

C. contacto@revistatrespuntos.com

Av. Ignacio Morones Prieto 4500

Colonia Jesús M. Garza

C.P. 66238

San Pedro Garza García, Nuevo León

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020. Revista Tres Puntos. Agencia Informativa UDEM.